¿Por qué si tengo un dashboard no soy capaz de tomar decisiones?

Español

¿Por qué si tengo un dashboard no soy capaz de tomar decisiones?

las empresas tienen gran cantidad de datos a su alcance, pero no son capaces de poner orden entre tanto caos y como consecuencia, no tienen una visión clara de la situación.

El volumen de datos y la velocidad con la que se generan, provocan más ruido que señal.  Esta situación lleva a las empresas a la toma de decisiones sin los datos necesarios.  Los datos llegan desde diferentes fuentes, en diferentes formatos, desde diferentes herramientas, y todos acaban en informes, que intentan integrar en un dashboard que les ayude a tomar decisiones.

Tener muchos datos no siempre significa tener mejor visión sobre la situación.  Las empresas toman decisiones en base a datos todos los días (y sin datos también), el problema es que estas decisiones se toman por áreas.  Para poder tomar decisiones que optimicen la estrategia global de la empresa necesitamos:

Tener los datos necesarios, ni más ni menos, para tener la foto más completa posible del contexto y ser capaces de entender los datos, para transformarlos en información y a continuación en conocimiento.

No hay nada peor que haber recorrido el camino hasta tener un dashboard estratégico, y que la persona que tiene que tomar las decisiones no las tome.  ¿por qué ocurre esto?:

  • Falta de contexto

El motivo principal para no tomar decisiones, es que los datos representados en el dashboard no sean relevantes, no sean accionables.Esto ocurre cuando no hemos definido correctamente el dashboard. Los errores más comunes suelen ser:

  • Objetivos y KPIs mal definidos: si el punto de partida está mal definido, todo lo que venga detrás nos llevará a error. Y por supuesto, el contexto será del todo equivocado.
  • Datos irrelevantes o no accionables: ya sea por una mala definición de objetivos y de las KPIs que nos ayudan a controlarlos o simplemente porque hemos seleccionado mal los datos, llegamos a un dashboard lleno de números y gráficas, que no nos permite tomar decisiones.  Bien porque no muestra los datos con el área de responsabilidad de la persona que toma las decisiones, o simplemente porque son datos no accionables. En cualquiera de los dos casos el resultado es el mismo.
  • Datos incompletos: es el otro extremo del caso anterior. Nos faltan los datos necesarios para tomar decisiones.

 

  • Visualización de datos

El segundo gran problema es que la persona que tiene que tomar las decisiones no entienda los datos.Al igual que tenemos que mostrar a cada interesado los datos que son relevantes para su trabajo (caso anterior), tenemos que adaptar el lenguaje y la visualización, para que la persona que tiene que tomar decisiones entienda lo que está viendo.

 

Así que, para que un dashboard estratégico funcione se debe empezar por tener bien definido los objetivos y KPIs, trabajar la calidad del dato, que estos datos le estén contando lo que le interesa y que integren datos de las diferentes fuentes que maneja.